Apasionado por los autos: ¿Conoces los síntomas de tu auto y sus soluciones?

Steven Symes

Imagen: Shutterstock

Acerca de este quiz


¡VROOM VROOM! ¿Qué seria de la vida sin los autos? Hacia finales del sigo XIX,  la mayoría de las personas tenían como medio de transporte a los caballos o incluso la bicicleta. La llegada del auto cambiaría al mundo. Muchas personas pueden ser fanáticos de los autos, ¡pero se necesita mucho más para ser un verdadero apasionado! ¿Conoces los síntomas y soluciones para los problemas de tu auto?

El final del siglo XIX trajo la invención del automóvil por el alemán Karl Benz. Aunque hubo intentos previos, la creación de Benz con motor interno es lo que distingue su invento de los demás.  Desde entonces, la industria del auto se disparó.

Cuando se trata de vehículos, muchas personas pueden reconocer los autos y su país de origen. Alemania tiene a Mercedes-Benz nombrado en honor de Karl Benz, así como Audi, BMW y Volkswagen. Los amantes de los autos quizás puedan reconocer los vehículos japoneses Toyota y Nissan. Los fanáticos del lujo quizás estén obsesionados con los Maserati y Porsche o el Corvette. Aunque todos estos autos son bellos por fuera, se necesita un verdadero apasionado para conocer estos autos por fuera y por dentro. Si algo falla en tu carro, ¿puedes jugar al mecánico y componerlo? 

¿Puedes saber qué hacer si una de las luces traseras está apagada? ¿Que harías para componer las rayas del parabrisas, o un olor dulce que sale de las ventilas de aire? Si puedes contestar estas preguntas, probablemente seas un verdadero apasionado de los autos. ¡Sólo hay una forma de averiguarlo!

¡Abróchate el cinturón de seguridad!


Un faro deja de encender.

Los faros de tu auto funcionan como cualquier otra bombilla de luz. Si se funde, sólo dejará de encender, haciendo que la solución sea relativamente sencilla. Dependiendo de tu auto, acceder a la bombilla fundida, retirarla y colocar una nueva puede ser un proceso bastante sencillo o un poco complejo.

No sucede nada cuando giras la llave de encendido.

Aunque esto no siempre resuelve el problema, nueve de diez veces una batería muerta es el motivo por el que el auto no hace nada, incluso ni un pequeño sonido cuando le das vuelta a la llave. Ya sea que sólo necesite recargarse, o de plano esté muerta.

Las luces del auto se atenúan repentinamente mientras conduces.

Las luces que se atenúan, incluyendo las luces que de repente se atenúan mientras conduces, es un síntoma clásico de un alternador que está descomponiéndose. Puedes notar problemas con otras funciones eléctricas, incluyendo el sistema de sonido y las ventanas, las cuales funcionan con el alternador, mientras el auto está en movimiento.

El aceite tiene remolinos lechosos.

Si ves remolinos blancos y lechosos en el aceite del auto, es el anticongelante que se ha fugado de la camisa de agua en el motor. Casi con certeza, esto fue causado por una junta de la culata rota, aunque existe la posibilidad de que haya otra grieta en algún lado que está permitiendo la mezcla, dependiendo del diseño del motor.

El electrodo de la bujía está picado o irregular en la superficie.

Conforme tu motor se sobre calienta, también lo hacen las bujías. Al igual que otro tipo de metal, el electrodo comenzará a derretirse, pero como está hecho de níquel, la temperatura del motor debe ser mayor a los 1.200 o 1.300 grados Celcius para que eso suceda. Revisa el sistema de enfriamiento para ver por qué el motor se está sobrecalentando.

Hay líquido rojo bajo el auto.

El color del líquido de la transmisión es rojo a propósito, de modo que puedas distinguirlo de los otros líquidos del auto. Si encuentras algo como sangre pero oleoso, significa que la transmisión tiene una fuga de líquido, y necesitas que te ayuden a localizar la fuga y repararla.

Aparecen manchas verdes o anaranjadas en el compartimento del motor.

En algunos autos, el anticongelante es morado, así que recuerda eso, pero si llegas a encontrar esos colores salpicados dentro del compartimento del motor, vienen de una fuga de anticongelante que cae en algo muy caliente provocando la salpicadura, como una gota de aceite al caer en una satén caliente. Revisa donde puede estar la fuente de la fuga, lo cual puede ser una manguera agrietada, mal conectada o la bomba de agua.

El motor sigue sobrecalentándose, pero el nivel del anticongelante es correcto y el ventilador funciona constantemente.

Aunque el sobrecalentamiento puede ser causado por diferentes problemas, cuando eliminas la posibilidad de una fuga de anticongelante que hace que el nivel de este líquido sea bajo, un ventilador que no funciona bien, la siguiente posibilidad es que el termostato no esté funcionando bien. Como regulador del flujo de anticongelante, cuando esta pieza deja de funcionar adecuadamente, el motor se puede sobrecalentar fácilmente.

Enciendes la calefacción y la dejas funcionando por un tiempo, pero el aire nunca se pone muy caliente, aunque la temperatura del motor sea normal.

Muchas personas no se dan cuenta que la calefacción del auto consume el calor extraído por el anticongelante. Si no hay suficiente anticongelante, el núcleo de la calefacción no se llenará lo suficiente o en absoluto, que es donde el ventilador sopla el aire caliente al interior del auto. Al rellenar el anticongelante repararás este problema rapidísimo.

Mientras conduces por la carretera, notas que los neumáticos vibran constantemente e incluso comienzan a rebotar hacia arriba y abajo.

Normalmente, este problema es causado por neumáticos que están desbalanceados, lo cual debe ser corregido en un taller profesional. Hay una ligera posibilidad de que los neumáticos estén desgastados o tengan áreas planas, haciendo necesario reemplazarlos para componer la situación.

Oyes algo chisporroteando e incluso ves humo o vapor saliendo del capó.

Si escuchas algo chisporroteando o ves humo o vapor saliendo por debajo del capó, es motivo más que suficiente para detenerte lo más pronto y seguro posible. Una gran fuga de aceite puede ocasionar que el motor se detenga rápidamente, mientras que mucha pérdida de anticongelante causará que el motor se sobre caliente. Ambos tienen consecuencias catastróficas, de modo que vale la pena ver cuál es el origen del chisporroteo.

El motor explota y produce sonidos de metal como si estuvieras haciendo palomitas dentro de los cilindros.

La combustión del combustible dentro de los cilindros debe ser un evento altamente controlado, y la detonación o golpes del motor es cuando la combustión se está dando en tiempos descontrolados. Un número de cosas pueden estar causando esto, incluyendo depósitos de carbón, bujías en mal estado, combustible con bajo octanaje, etc. Si no haces nada, este problema podría ocasionar un daño muy severo al motor.

El sonido de algo como un martilleo proviene desde el interior del motor mientras está en funcionamiento.

Cuando las juntas de las bielas están muy desgastadas para funcionar correctamente, comenzarás a escuchar un sonido fuerte de golpeteo. Este no es un buen sonido, ya que necesitarás desarmar todo el motor para reparar el daño, y a menudo necesitarás reemplazar algo más que los cojinetes de la bielas.

Tratas de encender el motor varias veces, pero todo lo que escuchas es un clic y se siente un fuerte olor a gasolina. Sale un poco de humo negro del tubo de escape cuando tratas de encender el motor.

Aunque es más un problema de autos viejos, si sigues intentando echar a andar un motor sin descanso, puedes ahogarlo. En ese punto, necesitas esperar un poco antes de intentar encender el motor nuevamente, o el problema persistirá.

Siempre sale humo blanco del tubo de escape, sin importar cuanto tiempo haya estado andando el motor o qué temperatura haya afuera.

Definitivamente no deberías ignorar el humo blanco que no desaparece después de que el motor se ha calentado, ya que normalmente viene de anticongelante que está en donde no debería en el motor. Cualquiera de estos tres problemas podría ser el origen de ese síntoma.

Los gases de escape que salen del tubo de escape del auto se han vuelto ligeramente azules.

Aunque algunas fugas de aceite no causan este síntoma, si el aceite está haciendo combustión o quemándose, produce humo azul. Como muchos otros problemas, el ignorar este síntoma puede empeorar las cosas, en lugar de detectar el problema cuando aun es pequeño y fácilmente manejable.

Cuando quitas las bujías, están negras y mojadas.

Muchas cosas pueden causar que el aceite ensucie, principalmente pistones, sellos del vástago de la válvula o anillos con fuga o degastados. Si pones demasiado aceite en el motor, el cárter se desbordará y eso puede ensuciar las bujías. La solución es bastante simple: instala bujías nuevas.

Tu cajuela huele a moho o humedad cada vez que la abres.

Los burletes (empaque aislante) alrededor del claro de la cajuela deben sellar y dejar fuera la lluvia o agua de cualquier otra fuente, sin importar lo fuerte que caiga. Si los burletes están desgastados o agrietados o encogidos, no funcionarán correctamente. El daño permite huecos en donde se pasa el agua, de modo que esta se mete en la cajuela y causa el olor. Reemplaza los burletes y corregirás este problema.

Cada vez que pisas el pedal del freno, se escucha un chirrido que proviene de los neumáticos.

Conforme las zapatas se gastan a un punto tal que debe ser reemplazadas pronto, queda expuesta una franja de desgaste. Ya que es más fuerte que el material del que están hechas las zapatas, causa un ruido molesto cada vez que frenas, especialmente si presionas fuerte el pedal del freno. Al cambiar las zapatas, el problema desaparecerá.

Tu coche chilla cuando lo enciendes y conduces.

La mayoría de las personas han escuchado sobre las correas que chillan, pero muchos no tienen ni idea que las poleas sobre las que giran las correas o bandas también se gastan, haciendo el mismo ruido. No es mala idea reemplazar las poleas al mismo tiempo, considerando que la parte más cara del trabajo es poder alcanzar las correas.

Los limpiaparabrisas dejan rayas en el parabrisas.

Los hules de los limpiaparabrisas están hechos de goma, y esa goma resiste todo tipo de extremos. Eventualmente las gomas se secarán y agrietarán, y ya no limpiarán el parabrisas tan bien como debieran, de modo que debes reemplazarlas. A veces, la solución es simplemente limpiarlas con una toalla de microfibra, la cual remueve las formaciones de la goma, eliminando las rayas.

El dibujo de los neumáticos se está gastando más en la mitad que en los costados.

Si sobre inflas los neumáticos, estás causando que los extremos del dibujo del neumático toque el camino menos frecuentemente, de modo que el neumático se desgasta en forma desigual. No es bueno porque estás perjudicando el desempeño y desgastando los neumáticos más rápidamente que si sigues las indicaciones de los neumáticos dadas por el fabricante del vehículo.

El automóvil está inactivo y se puede escuchar un leve silbido que proviene del compartimiento del motor.

Tu auto tiene muchas mangueras de vacío, que son fundamentales para su funcionamiento correcto. Al igual que todas las mangueras, estas pueden desgastarse y agrietarse, o incluso pueden dañarse de alguna manera, lo que resulta en un motor inactivo, siseante y a veces, con una economía de combustible notablemente mala.

De repente hueles algo dulce que proviene de las ventilas de aire y no estás cerca de ninguna pastelería.

Normalmente, el motor de tu auto no produce olores dulces, pero cuando lo hace, indica que el anticongelante se está cocinando. Si ese es el caso, también el motor se está sobre calentando y necesitas abordar de inmediato ese problema.

Las revoluciones por minuto del motor fluctúan hacia arriba y abajo conforme circulas por la autopista, presionando el acelerador de forma consistente.

Este es un problema donde el combustible no llega en cantidad suficiente a los cilindros. El origen de esto podría ser una obstrucción en el filtro de combustible o en los inyectores, o tal vez que el tanque de gasolina esté casi vacío.

La luz de la presión del aceite del motor se enciende cuando estás conduciendo.

Si ves que esta luz se enciende cuando estás conduciendo, sal del camino y apaga de inmediato el motor, ya que continuar conduciendo puede resultar en un daño severo al motor. La pérdida de presión puede ser algo tan sencillo como no traer aceite suficiente en el depósito, o que la bomba de aceite ha dejado de funcionar. En muy raras circunstancias, el indicador o la luz de advertencia está funcionando mal.

La luz interior no se enciende cuando se abre cualquiera de las puertas.

La luz interior se enciende por botones pequeños o sensores en las puertas, así que hay una ligera posibilidad de que un botón se quede pegado. Pero si al abrir cualquiera de las puertas no se enciende, entonces la bombilla debe ser reemplazada o alguien apagó el interruptor de la luz para que no se encienda cuando se abren las puertas.

La llave se pega en la cerradura de la puerta y cajuela.

Si tu auto no cuenta con control remoto, lo cual es raro en estos días, o si tu control remoto no está funcionando, probablemente estarás usando la llave para abrir y cerrar las puertas. Con el tiempo, la llave se desgastará o incluso se dañará, de modo que debes reemplazarla si al lubricar las cerraduras con grafito no se arregla el problema.

Estás viajando cuesta abajo y repentinamente el pedal del freno no tiene presión.

Si manejas con puro freno o lo presiona constantemente, mientras bajas por una colina empinada como una forma de mantener la velocidad del auto controlada, puedes causar que se vaporice el fluido en las líneas de los frenos. El freno de emergencia aún funcionará, pero ese sólo lo puedes poner cuando el auto se ha detenido. Utiliza diferentes velocidades en la transmisión para ralentizar tu vehículo, y la próxima vez utiliza marchas bajas para controlar la velocidad en lugar de sólo apoyarte en el freno.

Cada vez que se enciende el aire acondicionado, se mete un olor a vinagre en toda la cabina.

Al encender el aire acondicionado, el aire frío genera condensación en el sistema del aire acondicionado. Si dejas que el aire del exterior entre, la condensación se evapora, pero recircular el aire constantemente hace que el drenado de la formación de la condensación se regrese, permitiendo que empiece a formarse moho. Haz que tu mecánico limpie el drenado y pon a funcionar el aire acondicionado con aire del exterior más seguido.

Se escucha un chirrido abajo del capó cuando el auto gira a baja velocidad.

Revisa el depósito de llenado de la dirección hidráulica para ver si necesita rellenarse, lo cual puede ser la causa. Si es así, la bomba puede estar fallando, o una correa (banda) que la pone a funcionar está desgastada y necesita ser reemplazada.

Los rociadores de agua del parabrisas de repente dejaron de funcionar, pero escuchas un motor funcionando.

Si escuchas el motor funcionar cuando accionas los rociadores de agua, el problema puede estar en que el depósito del liquido limpiador está vació. Si el depósito está lleno, inserta una aguja en los agujeros de las boquillas para limpiar cualquier sal, arena, tierra, etc. que pudiera estar obstruyéndolos.

El ventilador del motor sigue funcionando después de apagar el auto y te has alejado de él.

El ventilador del motor puede funcionar en forma independiente y lo hace, en base a la temperatura del motor. Eso significa que si escuchas que funciona una vez que apagas el auto, es que el motor está tan caliente que el ventilador necesita seguir funcionando para evitar daños. Revisa el nivel del anticongelante, una vez que las cosas se hayan enfriado y llénalo un poco más arriba de la línea de nivel mínimo. El termostato pudiera estar fallando.

El volante vibra cuando frenas.

Con el tiempo, los discos de los frenos se desgastan de forma desigual, y eso causa las vibraciones. Puede ser ligera al principio, pero con el tiempo la vibración se hace más pronunciada, a un punto tal que puedes sentirla en el volante. La solución es rectificar los discos de los frenos o reemplazarlos.

Uno o más neumáticos constantemente pierden la presión de aire y necesitan ser rellenados varias veces a la semana.

Probablemente condujiste encima de un clavo o algo filoso, causando un daño que permite la fuga de aire lentamente. Otra fuente común de las fugas de aire lentas son los vástagos desgastados de las válvulas o los neumáticos mal montados. Aunque los cambios en la temperatura del aire causan que la presión fluctúe, no es causa de una pérdida constante en la presión. Haz que te revisen los neumáticos en un taller calificado para localizar la causa del problema.

Acerca HowStuffWorks Play

¿Cuánto sabes de los dinosaurios? ¿Qué es una clasificación de octanaje? ¿Y cómo se usa un nombre propio? Para tu suerte, HowStuffWorks Play está aquí para ayudarte. Nuestro sitio web, ganador de premios, ofrece explicaciones confiables y fáciles de entender sobre cómo funciona el mundo. Desde los quizzes divertidos que brindan alegría a tu día, a fotografías atractivas y listas fascinantes, HowStuffWorks Play ofrece algo para todos. A veces explicamos cómo funcionan las cosas, otras veces, te lo preguntamos, ¡pero siempre estamos explorando en nombre de la diversión! Ya que aprender es divertido, ¡quédate con nosotros!

Explorar más quizzes